miércoles, 25 de septiembre de 2013

25 de septiembre de 2013. COISAS DA TERRA



Cuando volvíamos al atardecer de la playa de Adraga pasábamos por el pueblo y por una fachada marrón chocolate...
Intuía por un par de pálpitos que algo bueno se escondía tras esos barrotes de madera, pero siempre estaba cerrado a esas horas.
Una mañana les dije a los chicos...parad un momentito que tengo cosas importantes que hacer.
Resultó ser una tienda, show-room, espacio para fiestas y eventos, decoración, magia....
Compuesta por varios pabellones y en cada uno sorpresas que no te esperas.
El síndrome de Stendhal está asegurado.

Que me gusta a mí tener pálpitos.


mart a.


5 comentarios:

El collar de Hampstead dijo...

Donde pone el ojo pone la bala la tía!
Genial!
; )

Lunata dijo...

Un lugar precioso, lleno de encanto por todos los rincones. Vaya ojo y buen gusto que tienes.

Placeres de Domingo dijo...

Si es que las casualidades no exiten, si algo nos da al ojo...

Maria Zio dijo...

Menudo hallazgo. Un lugar que merece ser visitado..

Chus dijo...

Pufff es de esos sitios que a mi me gustan. Gracias por compartirlo. Besos.

Publicar un comentario

habla ahora o calla para siempre...