miércoles, 12 de marzo de 2014

12 de marzo de 2014. CUCHARAS DE MADERA DESDE BROOKLYN {TO WEST}



¿Ya os he contado alguna vez que estuve en la Escuela de Arte aprendiendo talla de madera, verdad?
Me quedé  porque el primer día un tipo rudo me dijo: uy, una mujer..
Tú no aguantas aquí ni una semana.
Dos años me costó dejar el pabellón bien alto.
Y qué hice?..nada.
Después de meses dejándome la sangre, alguien {que se debió apiadar de mí y en vistas de que no me iba y dejaba el territorio a los machos} me dijo: pero {ignorante}...cómo estas tallando esa flor en madera de olivo?
{lo más duro del mercado}
¿¿??
Porque me gusta!


*****

Siempre, siempre, creí que algo chulo se debía poder hacer con esas virutas de madera que se tiraban sin más.

Lo sabía.


Al año siguiente me matriculé en Cerámica..pero esa, ya es otra historia.

*****
mart a.

imágenes:

Taller de madera:
Ariele Alasko




8 comentarios:

Cosas que pasan dijo...

Nunca dejas de sorprenderme

LiLa AnD cLoE dijo...

Sólo hay una forma de ser Leonardo, siendo PASSIONATELY CURIOUS como Albert Einstein. ;)

mart a. dijo...

Jaaaa...hasta los más allegados desconocen según que facetas por lo que veo!
Y lo que debo esconder que no me cuerde ni yo!

Mami, te ayudo? dijo...

Preciosas las cucharas, parece que tienen alma...

Chus dijo...

Hombres.... no dudo que dejaste el pabellón muy alto. Besitos.

Cristina dijo...

¡Talla de madera!
Me muero .
Eres lo más .

PALOMA ALVAREZ dijo...

Te imagino tipo Mc Giber…. a ver a ver qué hago con este palito que me he encontrado… y zas!!! maravilla al canto, jjj todo lo que pasa por tus manos se transforma en algo bonito, eso no lo sabían aquellos chicos osados que te retaron…

temporada de meriendas dijo...

Que bonito todo!!!!! La historia, las fotos, los detalle....

Publicar un comentario

habla ahora o calla para siempre...