lunes, 17 de agosto de 2015

17 de agosto de 2015. CAMINO DE SANTIAGO III. Un alto en el Camino para descansar.


Para descansar, dice…

*****

La playa de Rodas, en las Islas Cíes, fue  declarada por The Guardian como la mejor playa del mundo.
Con esa presentación, a ver quién es el sinsentimiento que no va.


Datos a tener en cuenta

Al día hay una cuota máxima de visitantes, unos 2000. Y hay que comprar billete (on line y con mucha antelación) en las navieras que hacen el recorrido diariamente desde varios puntos. Nosotros fuimos con Mar de Ons desde Cangas. Hay que estar algo menos de una hora antes para sellar los billetes embarcar, pero bastante antes para encontrar aparcamiento. Hay un parking público al lado del embarcadero, pero se llena!. Por lo menos en agosto. 
Lo chulo, si no hace demasiado frío, es viajar sentados en la cubierta, pero el airecito que te da es considerable (a tener en cuenta por los frioleros. En la parte de abajo hay aire acondicionado, pero es más probable que los mareosos acaben algo gagás. También se puede ir en la popa de pie observando como te alejas de la costa. Se tarda aproximadamente 40 minutos que se te hacen muy cortitos con las maravillosas vistas que hay de la ría.
Hay varios horarios para ir y varios para volver, pero una vez sacados los billetes ya no puedes utilizar otros viajes, a no ser que haya sitio y te dejen.
El precio ronda los 18€ adulto, 6€ hasta 12 años y menores de 3 viajan gratis.
Para los adultos hay que dar el DNI, incluidos niños de mas de 12 años(pero también puedo decir que no los revisan al subir).
Muy, muy importante, protegerse del sol..te abrasas aunque esté muy nublado y haga fresquete.
Hay camping, si os gusta esa opción, y alquilan tiendas si queréis ir ligeros de equipaje. Eso sí…hay que acercarse andando a través de una pasarela que atraviesa la marisma con sus algas o musgos verdes a modo de telares.
Una vez allí hay varias rutas para hacer senderismo. Se diferencian por los km y la dificultad. Nosotros hicimos la subida al Alto do Príncipe. Merece mucho hacerse el paseito por las increíbles vistas y la energía que se respira allí arriba. Por supuesto hay que hacerlo con calzado adecuado.
Para comer hay tres restaurantes. El más cercano al muelle es popular, con precios no muy caros de platos combinados etc, y un bar con bocadillos fríos (y calientes a partir de las cinco.)
Las colas para el autoservicio son considerables, para los bocadillos no tanto.El personal muy majo, la verdad.
Nosotros llevamos bocatas preparados porque no sabíamos muy bien cómo funcionaba el tema, pero casi no merece la pena. Si los compras en el bar puedes tomarlos en la terraza tranquilamente…eso sí, si eres rápido en coger sitio.
Si decides llevarte tu propio picnic puedes tomarlo en algunas de las mesas y bancos que hay desperdigados cerca de la playa o en la arena misma.
En ese caso las muy dulces gaviotas estarán al acecho sin dejarte disfrutar tranquilamente, al estilo "Los pájaros". Miedito da ver cómo te miran y se van acercando y como se avisan entre ellas para darse el chivatazo.
Incluso si no andas listo te atacarán por la espalda. A mí El Padrino me entró a traición. 
Verla con mi trozo de jamón colgando del pico mirándome amenazante y acercándose rechula graznando, es algo que me perseguirá toda la vida.

mart a.




1 comentarios:

Julia dijo...

Una maravilla de viaje.Me ha encantado tu bloc te espero esta semana con un post blanco.
Dicen del color blanco que es el más protector de todos, aporta paz y confort, alivia la sensación de desespero y de shock emocional, ayuda a limpiar y aclarar las emociones, los pensamientos y el espíritu es el color que puede hacerte sentir libre y olvidarse de las opresiones, significa luz, bondad, inocencia, pureza, virginidad, optimismo, perfección etc.elracodeldetall.blogspot.com

Publicar un comentario en la entrada

habla ahora o calla para siempre...